¿Sueño… o realidad?

Dio un portazo y bajó corriendo las escaleras, era la gota que había rebosado el vaso, otra vez había discutido, esta vez con su mejor amigo. Por qué todos se empeñaban en hacerle ver que ella estaba mal, que ella era la que tenía que cambiar. Le dolía lo que le había ocurrido, no le … Continúa leyendo ¿Sueño… o realidad?

Tiempo de silencio

Esta mañana tenía que ir temprano a buscar algo. Hace días que no me movía de Gazcue, por esto del confinamiento, pero me tocó ir por un poco más lejos. La ciudad estaba llena de humo, en principio no entendía, pero luego me acordé del fuego de Duquesa, pensé que ya lo habían apagado, pero … Continúa leyendo Tiempo de silencio

Un rosado atardecer

Descargó toda su rabia con un portazo y salió sin rumbo fijo, caía una lluvia fina, pero necesitaba salir, aspirar aire puro. Caminaba como si pudiera destruir la acera en cada pisada, y a cada paso iba descargando su rabia contra el cemento. Bajó rápido la cuesta y de repente la brisa le fue trayendo … Continúa leyendo Un rosado atardecer

Acoger el Don es lo único importante

En esta semana, recordé una frase que le he escuchado a mi papá: “La felicidad consiste muchas veces en no hacer lo que a uno le gusta, sino gustarle lo que uno hace”. Mientras la recordaba y la decía en voz alta, pensaba como dice el abuelo (mi papá), que suena a filosofía barata de … Continúa leyendo Acoger el Don es lo único importante

No quedarnos ni en el horizonte, ni en el surco.

Esta mañana terminé el libro de Benjamín Gonzalez Buelta: “La letra pequeña”, excelente, lo recomiendo a ojos cerrados. Las últimas dos páginas no tienen desperdicios. “Si solo nos dejamos absorber por el horizonte, la innovación, la velocidad tecnológica y el universo que todo lo abarca, podemos perdernos en una abstracción virtual que nos aleje de … Continúa leyendo No quedarnos ni en el horizonte, ni en el surco.

Encontrar el ritmo del Espíritu

“Si necesitamos la habilidad para movernos con la rapidez que nos ofrecen las nuevas tecnologías, también buscamos los tiempos de reposo y de contemplación en los que no podemos adelantar ni un segundo las gracias de Dios que se van haciendo parte de nuestra afectividad profunda y de nuestro cuerpo, al ritmo del espíritu que … Continúa leyendo Encontrar el ritmo del Espíritu

La alegria se vive en medio de las pequeñas cosas cotidianas

"En otras épocas cuando las utopías nos parecían al alcance de la mano, insistimos más bien en el sacrificio de la propia vida, y de las vidas ajenas, por ese horizonte que parecían tan cercano. Hoy miramos más el ahora y sabemos que la alegría del reino ya llena del sabor de  una vida buena … Continúa leyendo La alegria se vive en medio de las pequeñas cosas cotidianas

Crecer… es empezar de nuevo.

“Crecer significa experimentar el no saber y movernos hacia lo desconocido. Necesitamos ayuda, aprendizaje y experimentación. Eso significa aceptar el límite, el acierto y el error en los que se van asentando en nosotros saberes, relaciones y destrezas” La letra pequeña, Benjamín Gonzalez Buelta ¿Cuánto terminamos de crecer? Esta mañana pensaba que nunca, porque el … Continúa leyendo Crecer… es empezar de nuevo.

Sincronizar con el tiempo de Dios

En nuestra experiencia, podemos pedirle a Dios que se manifieste antes de que las situaciones humanas maduren. Necesitamos sincronizar con el tiempo de Dios, que respeta los ritmos de nuestro propio devenir. Desde la ansiedad inscrita en las entrañas de nuestro mundo acelerado o de nuestra propia historia personal. Ayer leía estas palabras del libro … Continúa leyendo Sincronizar con el tiempo de Dios

La cotidianidad…

En estos días he estado leyendo mucho sobre la cotidianidad. Mi inquietud comenzó con una charla que escuché hace unas semanas del Padre David Pantaleón, sj.: “Espiritualidad y vida cotidiana: Ver a Dios en las Humildes Realidades de la Vida”. Al escucharlo pensaba lo difícil que se me hace descubrir la presencia de Dios en … Continúa leyendo La cotidianidad…