La tercera semana de Adviento es… Alegria


Tercera Semana de Adviento. La semana de la alegría. Y Anselm Grum habla de esa alegría como La Luz.

OH SOL,
que naces de los alto,
Resplandor de la luz eterna,
Sol de Justicia,
ven
Ahora a iluminar
a los que viven en tinieblas
y en la sombra de la muerte
 

Eso dice la quinta Antifona… Y nos dice Grum:

Adviento es el tiempo en que anhelamos sanar nuestras heridas… Nosotros esperamos que las heridas que hemos adquirido a lo largo de los años no nos alejen del respeto y la paz de nuestras relaciones con los demás. Nosotros anhelamos, no solo la sanación y bienestar de nuestras familias sino también la del resto del mundo, ese mundo que nos rodea y donde nos sentimos seguros y como en nuestras propias casas.Muchas veces nosotros nos sentimos heridos y dolidos por personas que no nos comprenden, que nos tratan duramente o que nos rechazan.

Alumbrar a aquellos que están en oscuridad y en las sombras de la muerte.  Lucas 1:79

Este pasaje describe una situación que tal vez muchos de nosotros hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas… y dice Grum: nosotros sentados en la oscuridad. Todo alrededor es oscuro. No podemos ver la luz. Nuestra alma esta oscura por la tristeza, la pena y la depresión. Muchos se sienten de esta forma cuando un amor se nos va tras la muerte, o cuando los sueños de nuestra vida se desvanecen. Entonces experimentan su vida como vivir en las sombras de la muerte… todo es una vida sin sentido y vacía. Todo el que tiene la experiencia de esta oscuridad alrededor de si mismo llora anhelando que Jesús, la  estrella de la mañana, el sol de la justicia, y la luz irradiante interrumpa y llene nuestra vida de luz. Cuando Él nos ilumina, toda la oscuridad se vuelve clara y entonces logramos comprender nuestras vidas. 

La tercera semana de adviento habla de alegría, y si por alguna razón en estos momentos, la tristeza inunda nuestros corazones, o como dice Grum, nos sentimos que estamos sumidos en alguna oscuridad por alguna circunstancia de nuestras vidas; debemos hacer que la alegría vuelva, hay tantos motivos para sentirnos felices que las tristezas debemos dejarlas al lado y intentar llenarnos de esperanza.

Tal vez escribo esto porque no quiero sentirme triste, porque miro en retrato de mi “largo” encima de mi escritorio y quiero convencerme de que el estará bien, que es su vida y que esta quemando sus etapas, quiero convencerme que será solo una navidad lejos de nosotros y nosotros lejos de el, pero que todo va a estar bien. Que el día de navidad cuando me levante y quiera sentir que el esta cerca de mi, no voy a llorar, que debo estar alegre porque el esta bien; porque aunque esta lejos y es la primera vez en 20 años que no estará cerca de mi en navidad el esta detrás de su sueño…Y quiero que su vida esté llena sueños,  de alegría, de dirección y sentido.

La tercera semana de Adviento es ALEGRIA.

Yo descanso en la noche profunda de la muerte
Tu eres mi sol
El sol que me da:
Luz, vida, felicidad y alegría
O sol, que me das:
La querida luz de la Fe
Que maravilloso son tus rayos.

                                               Paul Gerhardt

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s