Comprometer verdaderamente el corazón


“El conocimiento puede ser rápido como un relámpago que ilumina en un instante, pero la afectividad es lenta y necesita que los sentimientos se vayan filtrando hasta las dimensiones mas hondas para comprometer el corazón de verdad” 

Yo siempre he sido muy afectiva. Creo que el transcurso de mi vida me he dejado llevar siempre más con el corazón que con la cabeza. A veces creo que eso no tiene ventajas. Pero hoy Benjamín  González Buelta plantea que solo actuando con el corazón podemos comprometernos de verdad.

Benjamín nos recuerda la frase famosa de San Ignacio: “ No el mucho saber harta y satisface el alma, más sentir y gustar las cosa internamente” Luego majestuosamente da en la clave de todo: “La primera relación que debemos cuidar es nuestra relación con Dios y debemos darle tiempo de calidad… No las sobras cansadas del día sino tiempo de calidad”.

Cada mañana al levantarme dedico un tiempo a hacer oración a escuchar la palabra y eso en verdad es un tiempo importante. Siempre digo que ese momento de caminar  escuchando y reflexionando hace que cada día tenga sentido y no lo cambio por nada, pero luego pienso que cuando me meto en la vorágine del día parece como si me olvidara de “ese tiempo de calidad” que debo dedicar a Dios. Que difícil resulta actuar a lo largo de nuestro día pensando que Dios es nuestro guía.

Se acerca el fin de año, en estos días pensaba que el año 2012 no ha sido un año de mi mis preferidos, pero luego pienso en todas las cosas que he hecho y he alcanzado y me digo que no debo der injusta o más exigente de la cuenta conmigo misma. Sin embargo de cara a mis propósitos del 2013, creo que debo buscar la forma que a lo largo de mi día sea capaz de dedicar “algo más de tiempo de calidad a Dios” Creo que de esa forma lograré como dice Benjamín “comprometer verdaderamente mi corazón”

2 comentarios en “Comprometer verdaderamente el corazón

  1. Felicidades Carola por tu excelente reflexión, que para estas fechas de fin de año nos hace pensar lo bueno y lo que no dejamos de hacer, y sobre lo que queremos hacer en el 2013, pero no dejando ese tiempo de calidad con Dios que tanto necesitamos. Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s