Ir a la raíz del Problema y cumplir los propósitos


El viernes pasado andaba vagando por la librería, tenia deseos de pasar sola un rato. No pretendía comprar nada, pero di varias vueltas por los libros de espiritualidad y me encontré con uno de Tomas Merton… lo tome y me fui a la segunda a tomar un cafe

El libro eran partes de un diario de Merton, les debo el nombre porque finalmente no lo compre, solo anote la cita, pero olvide anotar el nombre del libro. Pasando paginas encontré la siguiente reflexión:

“Si tuviera que tomar una resolución serian las mismas de hace tiempo. Ninguna necesidad de tomarlas de nuevo, Ya están tomadas!!!. No necesito reflexionar sobre ellas, no necesitare concentrarme mucho para ver como llevarlas a la practica. Es inútil romperte la cabeza semana tras semana, año tras año sobre los mismos viejos detalles. Podando las mismas ramas de lo alto del árbol… si quieres resolver el problema vete a la raíz… Haz unión con Dios, desprendete de todo para encontrarlo a EL” (Tomas Merton)

Me mori de risa al leer lo que escribió porque pensé que me venia al pelo a propósito de una serie de resoluciones que tome este año y que no he llevado a cabo. No tengo que pensar en nuevas resoluciones son las mismas de principio de año, porque revisando me he dado cuenta que algunas están repetidas de pagina en pagina, de mes en mes y no las he llevado a la practica…

¿Cual es la razón por la cual nos hacemos algunos propósitos que nos cuesta tanto cumplirlos? Según Merton debemos irnos a la raíz del problema.

Pienso que cuando nos trazamos un objetivo que se pospone y no lo cumplimos, debemos analizar cuales son las razones, eso de decir ok, a partir de hoy si lo haré… no vale, debemos ir a la raíz del asunto y ver porque nos cuesta tanto hacer ciertas cosas. He analizado mi caso y siento que si logro cumplir eso que me he trazado será el comienzo de una vida nueva, y creo que en el fondo tengo miedo de soltar la vida vieja y comenzar algo distinto. Tal vez por eso me cuesta tanto!!!

Recuerdo hace un tiempo que estaba haciendo un retiro en la vida diaria con el Padre Eduardo Najarro, y en ese momento, había algo que me molestaba y no lograba cambiar, el me dio un tip, “cada vez que sientas que vas a volver con esa actitud que te molesta y te des cuenta haz un gesto, tocate el pelo, aprieta los ojos, respira profundo y recuerda cual es la razón por la cual no debes hacerlo”

Hoy me levante con unos deseos inmenso de tener una voluntad firme y cumplir fielmente mis propósitos que no han cuajado.. pero hoy pase el día en casa y cuando eso pasa es mas fácil, lo duro es cuando uno se lanza a la calle, y el mundo te da de frente y entonces es mas difícil mantener firme la voluntad.

Se que puedo, se que soy fuerte y mañana será otro día mas de fortaleza… respirare profundo y recordare porqué quiero ser de otra manera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s