Adviento es confiar


Adviento es recordar su historia, evocar sus miedos, su coraje, las decisiones que tomaron y las lecciones que aprendieron.

En estos días leía la lectura de cuando el ángel apareció a María, pensé en esta reflexión de Oraizola que decía que el adviento era recordar la historia de Maria, José y Jesús. 

Efectivamente al recordar evocamos sus miedos, su coraje y me preguntaba ¿qué había ocurrido en su corazón para que tomaran las decisiones que tomaron?. Pero también me preguntaba qué hubiera hecho yo en el lugar de Maria. ¿Hubiera dicho que si con esa fe ciega? No estoy segura, y se que eso no me hace mejor o peor persona, pero lo cierto es que hay que ser valiente para lanzarse al vacío de esa forma. ¿Qué motivó a Maria a decir sí, incondicionalmente? no es cierto que no tuviera miedo, pero creo que la fé y la esperanza jugaron un papel fundamental. Cuántas veces en nuestro camino tenemos que tomar decisiones tan difíciles como aquella de María y tenemos tanto miedo de lo incierto.

El presente, dice Oraizola, sigue siendo un hoy en el que hace falta aprender a escuchar, ponerse en camino decir algún que otro hágase que desencadene huracanes, fiarse de los sueños y de otra persona más allá de uno mismo. Aprender a escuchar y a comprometernos… pero ¿Qué significa comprometernos en medio de esta vida tan convulsionada que vivimos?  me pregunto hoy ¿Qué es lo que el señor espera de mi presente? ¿En quien debo confiar?

Esperar a Dios es mirar al mañana y confiar en una promesa. Tal vez hoy más que nunca necesitamos el adviento, necesitamos confiar, esperar en la promesa de Dios, mirar al mañana y sentir dentro de nuestro corazón que todo esto es pasajero. Confiar en que Dios nunca nos abandona, que la vida tiene un sentido y que lo podemos descubrir siguiendo la huella de Jesús Es tiempo de ver si somos capaces de escuchar esa promesa y creer en él. Estamos a mitad del adviento, mañana celebramos el domingo de la alegría, y yo quiero llenarme de esa alegría y sentir que puedo mirar el mañana y ser capaz de escuchar la promesa y confiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s