Quiero Creer


Es martes después de Semana Santa. Una Semana Santa que pudo haber sido divertida para algunos, pero para mi, por diversas razones resultó triste. El domingo tendría que haber sido un día alegre pero “cosas” nublaron el día.

Esta mañana leyendo mi libro de Pagola encontré unas palabras que me hicieron pensar en la semana que había pasado y que tal vez explicaban un poco de mi sentir y cito:

 “Olvidadas las grandes tradiciones religiosa, cada individuo, se ve obligado a buscar por su cuenta razones para vivir y dar sentido a su breve paso por este mundo. La pregunta es inevitable: ¿En que creer cuando se deja de creer? ¿Desde donde orienta su vida aquel que abandona las antiguas razones para vivir?

Y pensaba… olvidémonos de la religión, y pensemos en lo fácil que la vida se le puede desarmar a uno. Lo que en un momento de nuestras vidas dábamos por cierto, el amor profundo que tuvimos por alguien, o que alguien decía tenernos ¿como es posible que se pueda morir de una forma tan fácil? Pienso en los amigos y en lo efímeras que resultan a veces las relaciones, una frase o simplemente una persona con malos sentimientos puede echar al traste una amistad que creíamos hermosa y verdadera. ¿En que creer cuando todo sobre lo que estaba fundamentada la vida, los valores, los principios, de repente parece que se desmorona?. Es como si las relaciones las construyéramos sobre una madera contaminada con carcoma y de repente sin darnos cuenta esa plaga se hubiera comido las bases y todo se desmorona desde la raíz.

Sé que muchos pensaran que es mirar la vida con pesimismo, no es cierto porque miro a mi alrededor y voy a encontrar amigos entrañables que siempre han estado y estarán ahí, no importa lo que ocurra, no importan los vientos que lleguen, pero aunque sé valorar una verdadera amistad, también siento que cada vez más las relaciones son efímeras.

Dice Pagola: “Estamos pasando de <<una sociedad de creencias>> en la que los individuos actúan movidos por una Fe que les proporciona sentido, criterios y normas de vida. A una <<sociedad de opiniones>> en que cada uno tiene su propio parecer sobre la vida, sin necesidad de fundamentarlo en ninguna tradición…”

No quiero vivir en esa sociedad, quiero seguir siendo parte de una “sociedad de creencias” quiero seguir teniendo principios y valores, quiero que las relaciones sean importantes y no pasajeras como las de las redes sociales, quiero seguir creyendo en lo que creo. Quiero creer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s