Adios Lola gorda… solo espero que no hayas sufrido


Hace un tiempo, casi un dos años,  se nos fue Bongo de nuestras vida. Estuve llorándolo y extrañándolo por semanas. Aunque prometí que nunca mas volvería a tener un perro cedí ante las presiones de Fer y en julio del año pasado trajimos a Lola a la casa.

Lola resultó ser la perra más inquieta y más loca del mundo. Se pasaba el día mordiendo a los chicos. Si estaba conmigo estaba tranquila, pero inmediatamente entraba alguno de los chicos a la habitación ella se ponía celosa y comenzaba a morderlos hasta que se salían, entonces volvía a tranquilizarse y a echarse a mis pies. Comenzó siendo la perra de Fernando y terminó siendo Mi Lola!!. Llegamos a un punto que los chicos no querían que entrara a la casa y la tuve que sacar al patio. Entonces comenzó a destruir todo: las plantas, la ropa, destruyó completamente ¡el inodoro del cuarto de servicio! Se volvió una perra incontrolable.  Necesitaba espacio y el estrecho callejón de la casa no era suficiente para ella.

Un día llegue a casa y se había quitado el collar y para poder ponérselo tuve que tirarme completamente encima de ella y en ese momento me di cuenta que no podía controlarla, había sido un error traer una perro tan grande a casa y decidí que debía salir de ella, antes de que me encariñara más.

Conseguí un amigo que tenía una finca y se la regalé. Entonces ella fue feliz. Pudo correr todo lo que quiso. Se bañaba en el río, correteaba las gallinas, jugaba con los demás perros y finalmente pudo ser libre. En seguida llegó a la finca se cruzó con uno o dos  de los perros y tuvo sus perritos.  Yo me sentía contenta de saber que ella era feliz aunque no estuviera conmigo.

Hoy recibí una llamada. Lola se escapó de la finca y se metió a una finca vecina. Al parecer estaba jugando o molestando a unos gansos y el dueño  de la finca vecina sacó una escopeta y la mató. Me siento profundamente triste. ¡Cómo alguien puede tener un corazón tan cruel para matar un animal de esa forma! ¡Cómo alguien puede hacer algo así! ¡Cómo alguien puede dormir con la conciencia tranquila después de haber matado un animal! ¿Porqué existen las armas? ¿Porque alguien impunemente puede decidir quitarla la vida a otro ser vivo? ¡Tengo tanta rabia!

Adiós mi Lola gorda…  Te quiero!!! solo espero que no hayas sufrido.

3 comentarios en “Adios Lola gorda… solo espero que no hayas sufrido

  1. Ay Dios Cary, què pena! Pobre morir asi, hay gente que son tan barbaros, ese individuo es un cavernicola!
    Precisamente esta noche estamos de fiesta en casa porque nuestra familia creciò; trajimos un perrito bebè para que nuestra poodle Lilly tenga con quien jugar, ya que la sentimos tan sola, ahora que los nenes salen tan tarde de la escuela y traen tanto quehacer que casi no pueden jugar con ella durante la semana.
    Què crueldad la de ese tipo!
    Hasta pronto….te abrazo con cariño

  2. Cómo lo siento Carolina! De verdad!

    La verdad es que sí, que las armas deberían estar prohibidas. No pueden hacer ningún bien nunca.

    Yo también espero que no sufriera.

    Un beso fuerte!

  3. Lo lamento profundamente, Carolina. Soy de las que piensan que los animales son criaturas inocentes, alejadas de la maldad que el ser humano lleva aferrada al alma. Por desgracia tu Lola se topó con un tipo insensible que, en lugar de avisar a sus dueños decidió tirar por la vía fácil y cruel.
    Espero que al menos fuera rápido y que la perrita no sufriera.

    Un beso y ánimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s