La rabia c… paciencia, paciencia


Esta mañana mi papá tenía un problema con sus aparatos de los oídos. Me pidió que fuéramos a ver si podía arreglarlos, yo no estaba nada convencida, pero me dio pena con él y accedí a llevarlo. Era en unos consultorios de UNACIF frente al Centro Médico Dominicano ( si lo pongo con nombre y apellido por si alguien se quiere enterar). Nos dieron cita para las 11:30. Cuando llegamos el piso donde estaba el consultorio estaba lleno de personas, pero cuando digo lleno estoy hablando que había más de 30 personas a lo largo del pasillo. Todos tenían mascarillas, y los asientos había uno de por medio para “mantener la distancia social” que no era ninguna porque entre asientos no había dos metros. Nada de tomar temperatura, ni tener alcohol Gel, ni nada de eso.

Cuando le dije a la secretaria que tenía una cita a las 11:30 me dijo que me sentara porque tendría que esperar “Y mucho” porque toda esa gente que estaba ahí estaba en turno. Yo me indigné. Le dije que no iba a esperar nada, que mi papá tenía 86 años y yo no lo iba a exponer a que estuviera sentado no se cuantas horas en ese consultorio donde no había ni siquiera una manitas limpias en los mostradores, que yo me iba.  Le dije que hasta la chica del salón donde me secaba la cabeza trabajaba por cita y solo atendía un cliente a la vez, cómo era posible que ¡Una clínica! no tuviera un protocolo para recibir pacientes y evitar esa aglomeración de personas.

Después nos preguntamos porque el COVID sigue aumentando todos los días. ¿Cuanta gente mas tiene que morirse? ¿Dónde están las autoridades que vigilan esto? andan cerrando colmados por las bebentinas que se arman, y está bien que yo estoy completamente de acuerdo, pero porqué no van a las clínicas y hospitales, focos de contaminación, a ver este tipo de situaciones, ¡deberían cerrar ese lugar !!!.

Esta mañana le pedí a Dios que me diera fortaleza y paciencia, porque yo estoy cansada, se que no soy la única, pero mi ánimo anda por el suelo. Pensaba que esto había ocurrido para que los humanos aprendiéramos algo, pero no hemos aprendido nada. Todos los días hay más casos, todos los días se muere más gente, cada vez más cerca de uno. Tenemos 5 meses encerrados y otro grupo de gente allá afuera haciendo lo que le da la gana irrespetando todo.


Hoy viene a mi mente la canción de Silvio… porque eso es lo que estoy hoy llena de Rabia “Será que a la más profunda alegría, me habrá seguido la rabia ese día…La rabia simple del hombre silvestre… La rabia se me ha podrido el cariño… La rabia todo tiene su momento… La rabia el grito se lo lleva el viento… La rabia ¡coño!, paciencia, paciencia…La rabia es mi vocación … Si hay Días que vuelvo cansado sucio de tiempo sin para amor, es que regreso del mundo, no del viento, no del sol…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s