Momento de Oración


La lectura de estos días me ha llamado la atención porque Jesús después de sus momentos de encuentro, de cuidar a los otros, siempre tiene un tiempo de oración o recogimiento de comunicación con el Padre. Muchas veces nos llamamos cristianos, pero no seguimos el ejemplo de Jesús, el siempre sacaba el momento de la oración y la soledad.

Cuánto poder puede tener la oración… cuánto podemos conseguir teniendo esos momentos de encuentro con el Padre. No una oración donde le pidamos cosas, sino aquel encuentro en que simplemente le contamos lo que nos pasa: nuestras tristezas, nuestras alegrías, nuestras angustias. Cuando compartimos nuestros sentimientos con El, nos aliviamos, porque sentimos que alguien nos escucha y nos comprende, se alegra con nosotros y, cuando es necesario, nos da esa fortaleza interna para poder soportar los momentos de oscuridad.

En ocasiones ocurren cosas en nuestra vida que la tambalean, Tal vez esos momentos solo llegan porque necesitamos reflexionar y preguntarnos: ¿Qué ha sido nuestra vida hasta ahora? ¿Qué hemos hecho bien? ¿Qué quisiéramos cambiar si tuviéramos la oportunidad? Lo importante es que cuando esos momentos pasen y volvamos a ver la luz al final del camino, esas preguntas y sus respuestas no se queden en reflexiones sino que Dios nos dé la fortaleza de actuar y darle un giro a la vida.

Hoy solo te pido señor el conocimiento para seguir el ejemplo de Jesús y tener tiempo para la oración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s