Situar el trabajo en el conjunto de nuestra vida


Terminó el primer semestre del año y en mi caso me gusta pasar balance de lo que ha ocurrido porque pienso que aún estoy a tiempo de corregir y mejorar las cosas que me he planteado para el año y que no he cumplido.

No sé porque cuando llega este momento del año me entra una necesidad de hacer un alto en el camino y descansar.

Las responsabilidades muchas veces no nos dejan detenernos a pensar que el descanso es necesario y que es importante sacar un momento para retomar fuerzas.

En esas he estado pensando y como siempre en mis lecturas encuentro respuestas: “A menos que nos concedamos el tiempo para ocuparnos de lo común y   de lo ordinario, podemos perder fácilmente de vista esta verdad vital… debemos cerciorarnos de que el trabajo no se convierta en un fin en si mismo… el trabajo puede corromper y deshumanizar” (Buscando a Dios, Esther de Waal)

Cuantas veces nos resistimos a ocupar nuestro tiempo en una conversación sin sentido, una visita a una tía vieja que hace días que no vemos, o a sentarnos simplemente en el mueble de casa a ver la lluvia caer. De mi parte soy hiperactiva y tengo muchas veces la sensación de que si no estoy “haciendo algo” estoy perdiendo el tiempo.

Hoy Esther nos invita a ocuparnos de cosas comunes y ordinarias, y estar seguros de que el trabajo lo realicemos en la justa medida: “Controlar el orgullo inconsciente y el exceso de trabajo. El trabajo ha de situarse en el conjunto de la vida. Debe ser abandonado en el momento adecuado” (Buscando a Dios, Esther de Waal)

Así que he decidido tomarme mis vacaciones y disfrutar con mis hijos. En unos días me iré a no hacer nada, me llevaré un montón de libros en mi Kindle, tomaré vacaciones de mis clases de portugués, de mis clases de la escuela de escritores y dedicaré unas semanas a descansar, sin remordimientos y con mucha alegría.

Sé que a mi regreso estaré renovada y llena de nuevos bríos para retomar mi trabajo, pero a partir de ese momento comenzaré a “situar mi trabajo en el conjunto de mi vida” y en la justa medida.

Un comentario en “Situar el trabajo en el conjunto de nuestra vida

  1. Excelente nota Caro!!!!!!!!!!! Cuánta verdad en tus palabras. El trabajo es un medio hacia un fin, y no el fin en si mismo, que es sostenernos a nosotros y los nuestros, porque si se invierten los valores, estariamos “viviendo para trabajar y no trabajando para vivir”. Esto me trae a la memoria un pasaje bíblico del sabio Rey Salomón en el libro de Eclesiastés capítulo 4 verso 6: “Mejor es un puñado de descanso que un puñado doble de duro trabajo y esforzarse tras el viento”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s