Cerrar la puerta y seguir hacia la siguiente…


El primer libro que leí de forma voluntaria, sin que nadie me lo impusiera fue: “Servidumbre Humana” de Somerset Maughan  creo que ya lo he mencionado en un post anterior. Lo traigo a colación nuevamente porque leí este libro completo, que yo recuerde en tres ocasiones y es un libraco de casi 1000 páginas.

Las circunstancias por la cuales volví a leer el libro tantas veces no las recuerdo pero si sé que el libro me gustaba, lo curioso fue que en cada ocasión encontré un sentido distinto en la lectura, porque si recuerdo que lo leí en distintos momentos de mi vida.

En estos días ando con la cabeza contrariada, y andaba buscando una lectura que me reconfortara. No sé porque me vino a la cabeza Esther de Waal, y es que en los dos libros que leí de ella encontré mucha sabiduría y cosas hermosas.

Me metí en Internet a ver si conseguía algún nuevo libro de ella, lo he buscado en las librerías aquí y fuera pero no he encontrado nada y por Internet  encontré muchos (no pensé que hubiera escrito tanto) pero todos en inglés. No tengo problemas con el inglés, pero confieso que para reflexión y novelas prefiero el español.

Así que esta mañana me decidí por volver a leer de nuevo el libro de ella: “Buscando a Dios”, con la esperanza, de que ya que estoy en una circunstancia diferente de mi vida encuentre en su lectura nuevas riquezas. Y de primera instancia no he tenido decepción, pero lo mas maravilloso es que cuando leí este libro aún no tenía mi blog así que tendré la oportunidad de compartir mis reflexiones sin miedo a ser repetitiva.

“La vida en Jesús significa atravesar una serie de puertas que se abren. En absoluto se trata de una vida estática y segura”

Pensaba esta mañana que la vida es eso atravesar una serie de puertas, pero al pasarlas debemos recordar cerrarlas, si la dejamos abiertas corremos el riesgo de quedarnos pegados y no querer avanzar hacia la siguiente. Tal vez nos aferramos tanto a la vida estática y segura que tenemos que en el fondo nos quedamos con el manubrio en la mano de la última puerta que nos tocó atravesar y nos negamos a soltarla, en mi caso creo que al cerrarla, tras ella se quedará una buena parte de mi vida, de mi historia… pero así será siempre, tendremos que  cerrar la puerta seguir avanzando y llegar a la siguiente… no podemos quedarnos estáticos.

Y aquí voy en el camino, haciéndome a veces mas fuerte de lo que en realidad soy, sabiendo que tengo que seguir aunque  me entran deseos de parar.

2 comentarios en “Cerrar la puerta y seguir hacia la siguiente…

  1. Genial Carolina, muy buena tu reflexión y una gran verdad, personalmente creo que no se cierran puertas, se abren otras, sólo hay que tener paciencia para descubrirlas

    Un abrazo

    Nora

  2. Creó si bien es cierto,que a veces nos quedamos pegado en algo,la vida siempre se encarga de empunjarnos hacia adelante,es necesario sí dejar atras todo lo que en su momento dado nos causo algún mal,solo rescatar lo positivo,ya que la vida es demasiado compleja a veces para vivirla,pero hermosa a la vez…
    por lo mismo es imposible peder el tiempo en quedarse pegado en el pasado,porque la vida no se detiene en ningún momento…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s