Cultivar Caobas: Percibir la Intensidad del Tiempo


Mi perro me despertó con un ladrido, pensé que era la hora de levantarme, porque a veces hace eso cuando llega la hora de que suene el reloj, sin mirar el reloj salí de la habitación a abrirle la puerta del patio, y hasta preparé café, al subir de nuevo me di cuenta que eran apenas las 3:30, decidí hacer mi reflexión del día, total ya estaba levantada… la lectura no tuvo desperdicios.

“Cada etapa del camino tiene su tiempo. La rosa ha viajado de la raíz hacia la flor. Ni estancarse ni huir hacia delante. Procesos largos y cortos. El maíz dura meses y es necesario para vivir; la caoba puede durar hasta 100 años para que su madera sea de calidad. El que siembra caobas no va a disfrutar de la madera. Percibir la intensidad en el tiempo es lo que permite cultivar caobas con agrado y no solo el maíz necesario para comer cada día” Benjamon González Buelta. Tiempo de Crear

“Cada etapa del camino tiene su tiempo” y cuanto nos cuesta aceptarlo y no desesperarnos o querer acelerar los procesos en nuestra vida. Queremos que las cosas en la vida sucedan por arte de magia y no estamos dispuestos a percibir la eternidad del tiempo… y sembrar caobas, a veces simplemente, para soñar con ellas, porque probablemente pasará un tiempo antes de que logremos disfrutar de ellas.

Todo en la vida tiene su tiempo y hay un momento para hacerlo bajo el sol, “Dios tiene su tiempo, que no coincide necesariamente con el de nuestros relojes, proyectos y ansiedades. Necesitamos cultivar los procesos, no acelerarlos por la ansiedad, ni estancarnos con el ambiente de desencanto, es una gran sabiduría. Atravesaremos momentos favorables y luminosos como el día y momentos desfavorables como su la noche, como su oscuridad y su desconcierto” Benjamin González Buelta. Tiempo de Crear

Cultivar los procesos… ni estancarnos, ni acelerarnos. ¡que gran sabiduría! dice Benjamín, pero que ¡difícil resulta para mi cumplirlo!. Cuando creemos que todo esta perdido, cuando llegan esos momentos en la vida desfavorables donde nos dan deseos de tirarlo todo, abandonarlo todo… pero también, cuando llegan los momentos de luces… de brillantez cuando nos dejamos deslumbrar por los momentos felices, de éxito y creemos que nos llevaremos el mundo por delante… Saber cultivar los procesos, ni acelerarnos, ni estancarnos. ¡que gran sabiduría!

“Contemplar la belleza y la sabiduría que encontramos en cada etapa del proceso… el momento de conversión de una persona es algo extraordinario; su crecimiento en la fe también lo es. En la nueva cultura tenemos todo al alcance de un clic, todo al instante. Falta el cultivo de los largos procesos que suponen compromisos sabios de duración impredecible”

Hoy me levante con unos deseos inmensos de sembrar Caobas, con la certeza de que tal vez no pueda ver la madera hermosa, pero cultivare con agrado el proceso, y lograre así vivir y percibir la intensidad del tiempo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s