Trabajar Duro.


Hace días que tenia abandonado mi blog, diversos asuntos familiares y el servicio de internet que se cayo desde el sábado pasado me tienen alejada de mi pasion de escribir.

De Buenos Aires traje un libro que me llamo la atención: “La última Lección” de Randy Pausch. Algunos podrian pensar que es una lectura depresiva, o filosofía barata, pero en realidad me gusto el libro, creo que cuando un libro me pone a pensar en algo de mi vida, sólo por eso valió la pena leerlo. Buscando información del libro encontré que Randy Pausch murió el 18 de julio del 2008, pensaba que a veces vivimos creyendo que somos eternos… ¿Que quisiera que mis hijos recordaran de mi si ya no estuviera mas con ellos???

Entre las frases que anote, decia el autor: “Mucha gente desea un atajo. Yo descubri que el mejor atajo es el camino largo, que consiste básicamente en dos palabras: trabajo duro”. Siempre pienso en los años que tengo con mi empresa y todo lo que he tenido que pasar para llegar al momento en el cual me encuentro. Suelo repetir: “esto es despacio, que yo estoy trabajando, no robando, ni haciendo cosas malas” y eso es cierto, cuando elegimos el camino largo y decidimos hacerlo bien y trabajar duro por conseguir lo poco que tenemos, aveces, a los ojos de los demas, se piensa que nunca vamos a llegar.

Cada mañana pienso en el dia de trabajo que me espera, tengo la dicha de estar haciendo lo que me gusta hacer, asi que al final del dia puedo sentir la satisfacción del trabajo realizado.

Es cierto, yo elegi el camino largo, asi que debo cada día trabajar duro, es el ejemplo que quiero dar a mis hijos, es una de las cosas que quisiera que ellos recordaran de mi. Ellos entenderan que los atajos no son buenos y que aunque el camino mas largo siempre es mas duro, al final nos llena de placer mirar hacia atras y ver la senda que hemos recorrido y que como dice el poeta: “No hemos de volver a pisar”.

2 comentarios en “Trabajar Duro.

  1. Al leer tus reflexiones sobre trabajar duro, recordé una anécdota de una monjita que estaba muy enferma y por las noches, al momento de la cena, cuando se juntaban las demás monjas que conformaban la comunidad y comentaban lo cansadas que se sentían después de un día de tanto trabajo, ella les decía:¨den gracias a Dios de sentir ese cansancio porque eso indica que han trabajado, yo ya no puedo sentirlo¨
    Empecé el día con una linda lectura. GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s