Creer aunque no lo vea

Esta mañana escuchaba la lectura de Tomas. Le dijo a sus compañeros que si no metía sus manos en las llagas de Jesus no creería nada. “Dichosos los que creen sin haber visto” le dijo Jesus una semana mas tarde. La reflexión de Rezando Voy, mencionaba, como muchas veces nosotros teníamos la necesidad de utilizar nuestros propios sentidos y experiencia para decidir por nosotros mismos lo que es verdad y lo que no lo es, sin dar crédito a las experiencias de los demás. A veces las cosas de Dios se ven en la vida de los demás.

Pensaba que aveces es difícil tener Fe cuando vivimos momentos difíciles en nuestra vida. Creer que las cosas ocurrirán y tener que esperar el tiempo que no tenemos o que creemos no tener. Tal vez hoy es el día de seguir el ejemplo de tantos que han aprendido a creer sin ver. Hoy le pido a Dios que me ayude a creer sin ver.

Mis deseos son que esta semana Dios me de la fortaleza para seguir adelante en esta dura cuesta que nos ha tocado subir. Debo recordar que no debo mirar la cima de la montaña, aquella para la que no se cuanto  me falta, que debo seguir caminando y enfocarme en el camino.