El “Paisa” entre la ficción y la realidad de los inmigrantes


Se acerca tímidamente y me dice: me dijeron que usted era mi “Paisa”, me alegré mucho de que una compatriota estuviera por acá también trabajando conmigo. Aunque en diferentes circunstancias.

¿Qué cuanto tiempo por acá? Pues yo tengo mucho tiempo, hace 10 años que llegue y ya ve aquí estoy echando la batalla. Como todos los inmigrantes fue difícil al principio pero ya me acostumbré y gracias a Dios llegué a un país donde me acogieron, no me discriminan y puedo ganarme la visa con mi trabajo. Aquí me dieron la oportunidad, yo les dije al principio, yo no tengo experiencia en esto específicamente, pero déjeme trabajar y usted vera todo lo que yo sé hacer, y se lo demostré.

A mi me da rabia cuando dicen que los inmigrantes somos delincuentes. No pueden meternos a todos en la misma tómbola. No soy un delincuente, soy solo un hombre digno que salió de su tierra en busca de un mejor futuro.

Yo trabajaba allá en la compañía eléctrica de mi país “paisa”, y me iba bien, mi papa también trabajaba allá y por eso fue que conseguí ese trabajo. Un día el gerente me dijo que me iba a conseguir una beca para ir a la universidad para hacer una carrera técnica de mecánico, y el ingeniero fue a hablar con mi papa “paisa”, y mi papá le respondió que si yo quería, él no tenia problemas.

¿Qué si fui a la universidad? ¡Claro “paisa”! yo me fui a la universidad, porque yo era bachiller, que yo no soy uno de esos inmigrantes que no ha estudiado como la gente piensa, estuve tres años y me gradué de técnico, el ingeniero me consiguió la beca y así pude estudiar, y el me dijo: “José tu no necesitas seguir estudiando ya tu eres ingeniero aunque no tengas el papelito” .

¿Qué yo hacía en la compañía eléctrica? Mire “paisa” y yo me subía e instalaba todos los potes de luz de todas las escuelas de los pueblos en los tiempos de Balaguer. Yo estaba bien, me había ganado mis chelitos, tenia mis ahorros y estaba echando pa’lante a mis hijos.

¿Qué pasó? Bueno el destino a veces nos la juega, metí mis cheles en el banco ese de “Leonel” y lo perdí todo, fue cuando los tiempos de Hipólito, todo lo que había trabajado, los ahorros de mi vida, los perdí.

Por eso “paisa” es que a mi me da rabia cuando dicen que los inmigrantes somos malos, y que somos delincuentes, porque mire paisa que yo me fui de mi país porque no me quedaba mas remedio.

¿Para donde me fui? Cuando me vi si dinero otra ves, me fui para los Estados Unidos con un compadre que tenia, pero el estaba en droga y estaba haciendo lo malo, y cuando me di cuenta me volví para mi país, porque yo “paisa” no hago cosas malas, que Dios que esta ahí de testigo lo sabe.

Estuve tratando de hace algunos negocios de nuevo en la “Republica”, pero no salieron y un día un hermano mío que vivía aquí me dijo que me viniera a trabajar para acá, y así llegue a Curazao.

¿Qué si hace mucho que no voy? La ultima vez fue cuando se murió mi papa hace 5 años. Pero ya no he vuelto, “paisa” la cosa esta dura, uno trabaja pero tiene que ahorrar los chelitos, porque están escasos y no puede andar gastándolo en viajes.

Porque mire “paisa” que lo único que yo hago es trabajar de sol a sol, y ya estoy legal aquí, tengo mis papeles, por eso “paisa” es que a mi me da rabia cuando dicen que los inmigrantes somos delincuentes, que lo único que queremos “paisa” es ganarnos la vida honradamente y tener un mejor futuro para la familia, ¿Por eso somos diferentes? ¿eso no es lo que quiere todo el mundo tener una mejor vida? Cualquiera haría lo mismo en mi lugar tratar de buscar otro lugar donde tener una mejor vida, ¿No lo cree “paisa”?

Y yo … asiento, estoy de acuerdo, yo también seria inmigrante, si tuviera necesidad de tener una mejor vida.

Un comentario en “El “Paisa” entre la ficción y la realidad de los inmigrantes

  1. Por suerte el Paisa encontró como ganarse la vida, porque la vida se las venía ganando todas a él.

    A mí que Dios me libre de tener que dejar mi país. Como decía mi papá: “no digo que no me voy, pero voy a ser el que va a cerrar la puerta y a apagar la luz”.

    Hasta cuando me voy de vacaciones, a los tres días estoy loco por volver a mi casa 😉

    Gracias por compartirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s