Perseverar los años que haga falta hasta el final


Comencé a leer el libro de Thomas Merton atraída porque algunos autores que había estado leyendo lo citaban muy a menudo y me llamó la atención. El libro que compré se llama “Vida y santidad” y en principio lo tome un poco escéptica.

Hay algunas reflexiones maravillosas y el último capitulo no tiene desperdicios. Tratan de lo que debe ser nuestra vida espiritual.

No hay vida espiritual sin lucha constante y sin conflicto interior. Un conflicto que es tanto mas difícil de afrontar cuanto que es oculto y misterioso y a veces casi imposible de comprender. Todos debemos estar dispuestos a hacer algunos sacrificios iniciales.

Al leerlo pensé que esto podíamos aplicarlo perfectamente a la mayoría de los aspectos de nuestra vida diaria. Cuando nos vemos obligados a tomar ciertas decisiones o afrontar situaciones en nuestra vida difíciles entramos en un conflicto interior, muchas veces no logramos comprender porque tenemos que vivir esto, porque nos toca atravesar esos momentos angustiantes y tristes. Merton prosigue en otra parte:

La tribulación produce paciencia; la paciencia produce virtud sólida y la virtud sólida esperanza. Una esperanza que no engaña, porque, al darnos el espíritu Santo Dios ha derramado su amor en nuestros corazones… Para los verdaderos amantes de Dios, todas la cosas, aunque parecieran malas, son en realidad buenas. Todas la cosas manifiestan la misericordia amorosa de Dios. Todas nos permiten crecer en el amor. Todas nos sirven para unirnos mas estrechamente con Dios… Confiar absolutamente en el amor de Dios.

Que fácil es escribirlo, pero que difícil es vivirlo. Pero tal vez pensar que los momentos difíciles de nuestra vida en realidad nos fortalecen… porque nos llevan a estar mas cerca de Dios es una forma de aceptarlos, vivirlos con paciencia y tratar de salir fortalecidos de ellos.

Por otro lado Merton afirma:No es difícil empezar bien. Lo difícil es proseguir, llevar adelante la obra comenzada y perseverar en ella los años que haga falta hasta el final”. Pensé que venia muy bien a nuestra vida reflexionar sobre esto, en un mundo donde la mayoría dejamos todo por la mitad, y no estamos dispuesto a llegar hasta el final de las cosas sobre todo si exige sacrificios. Muchas veces abandonamos la voluntad de Dios y nos refugiamos en aquellas cosas mas triviales pero también mas “satisfactorias”, que resultan mas interesantes a los ojos de los demás. Pensamos que de ese modo podemos encontrar la paz y hacer fructífera nuestra vida; pero nos engañamos y nuestra actividad resulta ser espiritualmente estéril

Hoy quiero pedirle a Dios que me de la paciencia necesaria para soportar los momentos difíciles que a veces me toca vivir y que me ayude a tener la fortaleza para llevar adelante la obra comenzada y perseverar los años que haga falta hasta el final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s