¿Lo quiero o lo necesito?


El fin de semana estaba en casa de mi papa, mi hijo pequeño estaba diciendo que quería que yo le regalara un reloj seiko que vio en una tienda. Fer tiene 10 años y por supuesto se deslumbra con un reloj que tiene un montón de cositas, pero el reloj cuesta la madre… RD $26,000 (722 dólares) puede ser que para alguien esto no resulte caro, pero un reloj de ese precio para un niño de 10 años, y solo para ver la hora, es algo que nunca se me ocurriría, creo que ni siquiera para mi lo compraría.

Comentaba con mi papa, que los relojes han caído un poco en desuso, hace unas semanas a mi reloj (que calculando tiene unos 10 años), se le gastó la pila. Lo cierto es que pasé como dos semanas sin poder ir a comprarla y la verdad es que en honor a la verdad, ni falta me hizo no tenerlo; ya uno tiene reloj en el celular, en la computadora, en el carro, etc…¿ para que quiere un reloj también en la mano?

Papi decía que su sueño era tener un Omega, y pronto nos vimos metidos en e-bay a ver cual era el precio de los Omega… rondaban por los 1000 dólares. Nos reiamos de nuestros antojos caros.

Entonces papi le contó a mi hijo una anécdota de su vida: “Siempre había soñado con tener unos binoculares, cada vez que tenia la oportunidad iba y los veía, los manoseaba, pero el precio le parecía exagerado. Un día su jefe tenia unos binoculares en la oficina y después de un comentario de él, sobre su anhelo de tener unos binoculares, le dijo: “Mira Danilo, tengo esos binoculares ahí, llevatelos para tu casa y usalos el tiempo que quieras” , así que por fin se vio con los binoculares. Estos tenían un estuche muy lindo y los colgó en un clavo en la habitación, y durante tres meses los tuvo allí colgados, sin que se le presentara durante este tiempo ni una sola oportunidad de usarlos. Así que se dio cuenta que en realidad los binoculares eran solo un capricho, se dio cuenta que era algo que quería pero que en realidad no necesitaba y decidió devolverle los binoculares a su jefe. Todavía cuando los ve en una tienda, siente el anhelo de tenerlos, pero ahora sabe que en realidad no los necesita”.

Cuantas cosas a lo largo de nuestra vida adquirimos y luego nos damos cuenta que en realidad eran cosas que queríamos pero que no necesitábamos. Me encanto que mi padre le hiciera esta historia a mi hijo, porque vivimos cada vez mas en una sociedad extremadamente consumista, siento que nuestros hijos se pasan la vida con la palabra “Yo quiero” en su boca y un 95% de las veces son cosas que solo quieren pero que en realidad no necesitan y peor aún que cuando consiguen le hacen caso solo un rato

He reflexionado mucho sobre esto, es algo que sabia, que algunas otras veces he pensado, pero son esas cosas que finalmente se quedan en reflexiones y nunca nos hacemos propósitos firmes de cumplir. Ya se va acercando el fin de año y comienzo a pensar en mis propósitos para el 2011, así que este será incluido entre mis metas de una manera firme: preguntarme cada vez que sienta el deseo de comprar algo si en verdad: “¿Lo quiero o lo necesito?

2 comentarios en “¿Lo quiero o lo necesito?

  1. Dice una de las estrofas de la cancion Calling all Angels del grupo Train:

    When children have to play inside so they don’t disappear
    And private eyes solve marriage lies cause we don’t talk for years
    And futbol teams are kissing Queens
    and losing sight of having dreams
    In a world that what we want is only what we want until it’s ours

    Yo he tomado esa actitud. Ahora cada vez que veo un objeto deseable, pienso para mi “Que uso le voy a dar a esto?” y te puedo asegurar que siempre me convenzo a mi mismo de no comprarlo.

    Me alegro mucho de que pensemos igual, tu, mi padre y yo… 🙂

    Si Fer quiere un reloj Fancy, yo le mando uno que tengo y que no uso.

  2. Muy buen post.

    El hombre ha dejado de existir para vivir, ahora existimos para consumir. Se nos ha impregnado de ese pensamiento, según el cual si no consumes no puedes estar dentro de la sociedad; es algo que se ve en las calles, y más aún en estas fechas.

    La historia de tu padre es muy cierta, y cada vez hay menos gente que piensa así. Somos máquinas de almacenar cosas que no necesitamos para luego desecharlas. ¿Tendremos todos Síndrome de Diógenes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s